Bienvenido

En la edad media, los mercenarios lucharon las Cruzadas. Como era una guerra religiosa, se tuvieron que bautizar antes de ir a la guerra. Mientras montaban sus caballos en el río para el bautismo,sostuvieron sus espadas fuera del agua para indicar que Dios podia controlar todo excepto sus espadas–eran perfectamente capaces de hacer esto ellos mismos.

Hoy en día, mucha gente mantiene sus carteras y billeteras ‘fuera del agua’ porque creen que Dios no tiene nada que ver con sus finanzas. Sin embargo, la Biblia tiene más de 2,500 versículos sobre cómo manejar el dinero y las posesiones. Hay alrededor de 500 versos sobre la fe, y menos de 500 sobre la oración. Casi la mitad de las parábolas tienen que ver con dinero!

Nuestra pasion es ayudar a la gente a escapar al consumismo de la cultura Americana para que puedan encontrar paz y alegría en el Señor. Ha medida que la gente comienzan a aprender como aplicar los principios financieros de la Biblia, se transforman en verdaderos administradores de las muchas bendiciones que Dios ha derramado sobre ellos.

Por favor explore los siguientes enlaces (links) para obtener más información sobre Compass Catholic.


Evangelio Mt. 6, 24-34
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Nadie puede servir a dos amos, porque odiará a uno y amará al otro, o bien obedecerá al primero y no hará caso al segundo. En resumen, no pueden ustedes servir a Dios y al dinero.

Por eso les digo que no se preocupen por su vida, pensando qué comerán o con qué se vestirán. ¿Acaso no vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Miren las aves del cielo, que ni siembran, ni cosechan, ni guardan en graneros y, sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿Acaso no valen ustedes más que ellas? ¿Quién de ustedes, a fuerza de preocuparse, puede prolongar su vida siquiera un momento?

¿Y por qué se preocupan del vestido? Miren cómo crecen los lirios del campo, que no trabajan ni hilan. Pues bien, yo les aseguro que ni Salomón, en todo el esplendor de su gloria, se vestía como uno de ellos. Y si Dios viste así a la hierba del campo, que hoy florece y mañana es echada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, hombres de poca fe?

No se inquieten, pues, pensando: ¿Qué comeremos o qué beberemos o con qué nos vestiremos? Los que no conocen a Dios se desviven por todas estas cosas; pero el Padre celestial ya sabe que ustedes tienen necesidad de ellas. Por consiguiente, busquen primero el Reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas se les darán por añadidura. No se preocupen por el día de mañana, porque el día de mañana traerá ya sus propias preocupaciones. A cada día le bastan sus propios problemas”.

Shopping Cart

Your shopping cart is empty
>Visit the store

Contact Us

Please check all areas of interest:


Please use the space below to enter further information about your request

Search